En el Real Jardín Botánico de Madrid estalla la primavera en todo su esplendor y a la vez se exhibe una bella e interesante exposición del artista inglés Mat Collishaw.

Perteneciente a la generación de jóvenes artistas británicos de los años 80 y 90 Collishaw, en plena madurez creativa, muestra parte del su trabajo multidisciplinar de las últimas dos décadas.

Una muestra significativa de piezas que por una parte dialogan con el mundo vegetal y la naturaleza y por otra toman como marco de referencia grandes obras de la historia del arte presentes en el vecino Museo del Prado.